POE-SILLA Nº 24 ENTRE BARROS Y TEJOS

Entre ambos se levantarán solapas y mangas;

espacios zurcidos sobre las hojuelas rodantes.

Esas mismas que se separaron del cubismo

y del realismo mágico.

Un trío de cuatro redadas izará las estacas inadvertidas

- las dejadas atrás por los envejecidos tenderetes.

Y un corcho sonoro – ¡válgame Dios!

señalará entonces la cuantía del juego del tejo.

 

Me pediste que te amara; sin embargo olvidaste

dejarme la boleta de garantía en las despensas.

Hice desde entonces todo lo que se hace en estas minucias.

Pero no solicites ahora lo que sobrepasa mis casillas.

Recuerda que apenas sé amortiguar los golpes del

(Leer más)

AMO LA VIDA

Amo la vida;

esa que se detiene a cada instante durante una mirada;

durante el sueño de los niños durmiendo en mis brazos

y la sonrisa jugando.

Cuando escucho una canción;  

cuando leo un poema; ojeo un libro;

o simplemente cuando con paciencia veo crecer un árbol.

Cuando siento el color de tu piel en mis manos.

cuando respiro el placer de un beso tuyo;

a cada instante; a cada rato;

en cada segundo de mi transcurso,

de mis pasos...

a cada respirar...

Tengo ganas de vivir mil intentos conseguidos para quererte;

cientos de vidas amando no uno, si no

(Leer más)

CONQUISTA DE REOJO

Con su quietud propició el encuentro de a dos por dos

sobre la noche,

Y se acordó que fue conquistada de reojo

en el peldaño de la escalera de un edificio.

Después supo que se había deslizado

como la nieve entre la maraña de sabanas,

Así supo de la pureza del suspiro después del arrebato.

 

Ahí la soñaba;

entre los tejados marchitos y los últimos peldaños de la medianoche;

ahí donde nada sería capaz de igualar su loca aventura

de algún día desentrañado ¡No sé cuando!.

Ni siquiera lo hizo la nieve de mis sienes;

ni siquiera los recuerdos de

(Leer más)

CALUGA CALIGRAFICA

Escribo para entender mi caligrafía califragilística;
para comprender lo expialidoso de la geografía de una piel texturada en mil caracteres.
Lo hago por que prefiero manosear la baraja española entre mis dedos limpios
y no dejar que mi suerte resbale como una gota sobre aquel paraguas
de impermeable color enmohecido.
Describo lo que hay a la vuelta de la esquina después de una colisión de trenes náufragos; donde huyo además de otra bocanada de humo sabor a cereza.
¡Insisto! Lo hago para evitar que se descarrile mi destartalada maquinaria de arcilla y rosas.
Prefiero abrir una puerta provocativa para cubrir

(Leer más)

ESPURRIO DE LETRAS

El Casi Vate; espurriado por el espumarajo soez regurgitado desde la bocacha de algunos esmirriados, pensó simplemente que se trataba de los decantadores de historietas adoquinadas en techos de broza. Hizo su propio análisis del panorama de “LA LITERADURA”; a propósito de su nueva relación como amante de los oleajes. Afirma que una de las razones esgrimidas viene de un nuevo precepto carcomido por su iniciativa “nunca hubo una ola tan venturosa como aquella de la noche aquella; ni nadie capaz de surfearla”

Actualizada hoy después de ayer por Vegeth Ariano (www.mascahuin.cl)   Copyright ®                                                                                           Términos y Condiciones de la información:

(Leer más)

COSTALADA EN MURO AJENO

Los refugiados caían y las ostras se arremolinaban mareadas alrededor de los camastros de los fondeaderos. Los materiales edáficos inconclusos acogieron al artificio planeador que jamás arribó a la cancha de aterrizaje de los cabellos escabechados; resultó posteriormente ser la leyenda de un bello teniente extraviado por el estrabismo mórbido. Una brisa terrestre venida de la marinera alocada azotó el rostro sublime de una tal Sofía; y el casi vate sin pensarlo dos veces con sus dados, lanzó su suerte a las tres avenidas de una urbe estrepitosamente mal edificada.

Actualizada hoy después de ayer por Mat Rícula (www.mascahuin.cl

(Leer más)

RAIMUNDO Y EL RESFRÍO COCHINO

El mundo y el carismático amigo Raimundo; tanto como el mismísimo mundillo aquel; el de los poetantes y el de los refugiados, junto al de los patacheros, se declararon en alerta tintorra por el virus mutante del “Resfrío Cochino”. La Organización de la Cura Médica asentada en la Provincia del Merkén, no descartó la evolución de una revoltosa cepa de bichos mutantes al interior de los anticuerpos de un Des Parra Amado. Se sabe de éste último que está en la  antesala de una cruzada hacia la calle taciturna.

Actualizada hoy después de ayer por Forni Khador (www.mascahuin.cl)    

Copyright ® 

(Leer más)

POSADA EN CHORIPANDIA

La aledaña comunidad de “Ex-tintos” llamada la Choripandia; colindante a la comarca del Masallá, está algo abandonada por esa muchedumbre originada por las arcas extraviadas. Lo cierto es que para la suciedad anónima de los poetantes patacheros y, para la sociedad de los Travesaños Astillados, esto, simplemente se ha transformado en una verdadera calamidad púdica. La deslizada situación fue observada por el Ministerio de Mariscos y Pescados; quien a la postre, junto a la Subsecretaria del ramo de las viñas, decidió levantar una veda a la Posada para compañeras discretas, con el objeto de surtirse nuevamente de brebajes. Cosa que

(Leer más)

CORNISA PARA EL DESCLAVE

El casi vate se asoma por la cornisa y nos relata su experiencia con la anudada de colores vocingleros; que de sedada, sólo le faltaba colarse como una culebra por el pescuezo hasta la misma soberbia. "La corbata se descuelga sola", deja de aprisionar la gorguera, liberando el gollete para que transite libre el hombre por las aceras chiclosas; para que, tanto voces, tintorros, pataches y fluidos sacados de un beso largo y extendido, no sean nunca más transidos despojos de un amor casi olvidado.

Actualizada hoy después de ayer por Liber Tario (www.mascahuin.cl)         Copyright ®                                         Términos y Condiciones de

(Leer más)

ARBITRARIA Y PALOMA INFIEL

Casi Vate aleona a su cucha llamada “Harappa” cuyo nombre procede de un club de Rayuela de una lejana aldea india; y deja que se zangolotee la tripada con un palomo piojoso, que de mal volado cayó tuerto mientras revoloteaba cerca del ventanal de su habitáculo. “Le solté las trenzas a una muñeca rellena con calcetas de futbolistas y me di el lujo de una siesta a destajo y rompe raja, en el sofá de una tal Sofía”. Esto acaeció después de escuchar una aburrida pichanga de fútbol y a una trápala de termitas deshuesando el caserío de siglos aterrados.

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar